Paisaje

Montoro de Mezquita se encuentra situado a 857 metros de altitud en el interior de una olla y rodeado por altas peñas. Su clima mediterráneo, modificado por su situación y por su altura, hace que Montoro posea un microclima, por lo que los inviernos son más suaves que en las poblaciones cercanas.

Su impresionante entorno natural es uno de sus mayores atractivos, puedes disfrutar relajadamente de unos paisajes inmejorables junto a los sonidos de los pájaros y el agua del río. En primavera, el contraste entre el verde rabioso de los árboles y la variedad de colores de las flores ofrece una explosión de vida, y en el maravilloso otoño con el cambio de colorido hay un cambio radical del paisaje.

Desde el mirador de la era, se ve parte del río y su  huerta. Chopos, sauces, álamos, latoneros, arces y sargas, te acompañarán en los paseos por su ribera. También las ranas y los sapos comunes, la culebra de agua, los barbos, las truchas, las madrillas, y en zonas menos accesibles la nutria, son especies que, si tienes suerte, podrás ver. Aves como el pájaro carpintero, mirlo acuático, arrendajo, lavanderas, etc., ponen la música y, si eres aficionado a la  pesca, aquí la puedes practicar.

Los bosques de Montoro, están formados por distintas variedades de pino siendo el más común el negro y el carrasco. Hay que destacar la presencia de robles y encinas (carrascas) con sus variedades características (quejigo, coscoja, etc...). Todos ellos acompañados por enebros, boj, sabinas y en las zonas de umbría arces, servales y azarollos.  En el monte bajo común encontramos romeros, enebros, aliagas, espliegos y tomillares. En zonas más rocosas aparece el poleo y el té de roca y más cercano al  bosque podremos encontrar el espino albar, el endrino y la zarzamora.

El buitre leonado, uno de los vecinos  de Montoro, es acompañado en sus vuelos por el azor, el gavilán y el águila perdicera. Por la noche el búho real, el mochuelo y la lechuza toman el relevo. Del resto de aves destaca la tórtola, la paloma torcaz y la abubilla. Apreciadas por los cazadores, la perdiz roja y la codorniz.

También es fácil que te puedas encontrar con las cabras monteses, las ardillas y las perdices. Los cotos de caza, te ofrecen la posibilidad de practicar las modalidades de caza mayor y menor.

Contactanos

Contacto